ÁREA DE COMUNICACIONES - ASOCIACIÓN CAMPESINA DE ANTIOQUIA
/
/
/
/

- Un nuevo encuentro con el lenguaje audiovisual - Agosto/2009

- Reflexiones sobre la narrativa audiovisual - Marzo/2009

- El inicio de la Escuela - Queremos ser documentalistas

- La propuesta de Escuela que hace el Observatorio

Un nuevo encuentro con el lenguaje audiovisual
Girardota, 6 al 10 de agosto de 2009

El eje central de este nuevo encuentro fueron las historias definidas por los grupos de trabajo para la realización del documental que producirán en la Escuela. Cada uno de los grupos describió los personajes, las situaciones, los tiempos de las historias a documentar y sostuvieron un diálogo con Marta Rodríguez, quien indagó sobre las riquezas narrativas y testimoniales de los trabajos propuestos por los jóvenes.

- VideoCLIPS de los tres encuentros en YOUTUBE

El jueves 6 de agosto, en Medellín, se reunieron los 16 jóvenes que hacen parte del proceso de la Escuela Juvenil de Realización Audiovisual. Muchos de ellos viajaron todo el día desde sus comunidades para estar presentes en el tercer encuentro de esta propuesta que se inició formalmente hace un año.

La Escuela pretende generar inquietudes creativas en los jóvenes para que ellos sean documentalistas de sus propias realidades y aporten, con el lenguaje audiovisual como herramienta, a la construcción de memoria histórica en las regiones y en los procesos organizativos a los cuales pertenecen.

El lugar de salida fue la sede de la Asociación Campesina de Antioquia, en pleno centro de Medellín, poco a poco fueron llegando los jóvenes desde Argelia, San Francisco y San Vicente, en el oriente antioqueño; San José de Apartadó, Dabeiba y Frontino, en el occidente del departamento. Todo el equipo de trabajo de la Escuela y los jóvenes participantes partieron el jueves a las 7 de la noche hasta las afueras de la ciudad para dar inicio a un nuevo encuentro que tuvo lugar hasta la mañana del lunes 10 de agosto.

En esta ocasión, además de los 16 jóvenes que han venido participando de la Escuela, estuvieron dos representantes de comunidades y procesos organizativos que han manifestado interés por acercarse al lenguaje audiovisual como herramienta para comunicar sus propuestas y recuperar sus historias. Como invitados al encuentro, y con el objetivo de ir motivando a otros jóvenes, contamos con la presencia de un joven de la Comunidad de Vida y Trabajo La Balsita, de Dabeiba; y un hijo de una de las madres líderes en el proceso de exigencia de verdad, justicia y reparación en el caso de los 16 campesinos desaparecidos en 1997 en la vereda La Esperanza, municipio del Carmen de Víboral, en el oriente antioqueño.

El eje central del encuentro fueron las historias definidas por los grupos de trabajo para la realización del documental que producirán en la Escuela. Cada uno de los grupos describió los personajes, las situaciones, los tiempos de las historias a documentar y sostuvieron un diálogo con Marta Rodríguez, quien indagó sobre las riquezas narrativas y testimoniales de los trabajos propuestos por los jóvenes.

Durante los días de trabajo los jóvenes conocieron la experiencia de BANDA AUDIOVISUAL, una asociación catalana que promueve la educación en comunicación a través de talleres como "Emociones x minuto", en donde cada participante graba y edita un vídeo de un minuto donde expresa una emoción o un sentimiento. Marisol Soto, directora de BANDA VISUAL, participó en la Escuela compartiendo la experiencia de estos talleres y proyectando los resultados de los mismos.

También contamos con la presencia de un miembro del Tejido de Comunicación y de Relaciones Externas para la Verdad y la Vida de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN, quien sostuvo un conversatorio con Marta Rodríguez sobre  la experiencia del tejido y proyectó ´Pa poder que nos den tierra´ y ´País de los pueblos sin dueños´, dos trabajos audiovisuales realizados por el equipo de video del tejido comunicativo.

El encuentro fue muy enriquecedor para el proceso de la Escuela, en él se culminó una primera etapa en la cual los jóvenes participantes tuvieron un acercamiento al lenguaje audiovisual, a su historia, sus cimientos y sus posibilidades narrativas.

La definición de las seis historias que serán documentadas en el proceso nos permite iniciar una etapa mucho más práctica en la cual los jóvenes recibirán capacitaciones en fotografía, manejo de cámaras de video y sonido. Del próximo encuentro saldrá el cronograma de trabajo en el cual se definirán las fechas para que el equipo de la escuela visite cada una de las comunidades y asesore, en el terreno, la documentación de las historias.

Todas las historias que fueron definidas por los grupos tienen que ver con la guerra y la violencia que han padecido sus comunidades, familiares, vecinos o amigos. En los jóvenes se refleja la necesidad de hablar del dolor que ha permanecido silenciado durante tanto tiempo y lo que harán será un valioso trabajo de construcción de memoria histórica que tanta falta le hace a este país.